“El potencial global de restauración forestal” (Bastin el al., 2019)

Resumen elaborado por: Gabriela Barragán Altamirano (d.gabriela.barragan@alumni.ubc.ca)


En esta ocasión resumiré el artículo de Bastin y colaboradores (2019) publicado en la revista Science. Por favor, sobre el contenido en este blog citar en el texto a (Bastian et al., 2019). Para obtener detalles adicionales sobre este estudio, y citas asociadas a esta publicación, por favor referirse a la publicación original a través del siguiente enlace (Bastian et al., 2019)


Resumen


La reforestación y la restauración son mecanismos a través de los cuales se pueden mitigar los efectos del cambio climático. Al crecer los árboles capturan carbono (i.e., gas de efecto invernadero) de la atmósfera de forma tal que el carbono se almacena, creando reservas (i.e., carbon stocks). De esta forma, al reducir la cantidad de carbono en la atmósfera se estarían mitigando (reduciendo) los efectos del cambio climático. En 2018 el IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático) reportó los potenciales efectos del aumento de la temperatura global en 1.5 °C. La institución expuso que una alternativa para limitar el aumento en la temperatura es plantar árboles/permitir la regeneración en al menos 1 billón de hectáreas en el planeta. Bastin y colaboradores (2019), quisieron conocer cual es la cantidad de hectáreas que tienen las condiciones ambientales adecuadas para sustentar la vida de los árboles en el planeta (i.e., Earth’s tree carrying capacity).

Bastin y colaboradores (2019) usaron algoritmos de “Random forest” para identificar las variables ambientales asociadas a la presencia en un lugar de un cierto tipo de bosque. Específicamente, identificaron las características ambientales (i.e., clima, suelos, topografía) asociadas a los tipos de bosques que se encuentran dentro de áreas protegidas a nivel mundial. Una vez que identificaron estos valores, los extrapolaron a sitios fuera de la las áreas protegidas. Es decir que sitios con características ambientales similares a las que se encontraron dentro de los bosques fueron seleccionadas por el algoritmo como adecuadas para acoger al tipo de bosques que se encontraba en las áreas protegidas. Para cuantificar el número de hectáreas disponibles se orientaron por dos definiciones de “bosque”, una de la FAO y otra manejada por los autores.

Según la más reciente definición de la FAO, 0.5 hectáreas deben estar cubiertas por al menos el 10% de árboles. Según esta definición, el planeta tendría la capacidad de acoger 3.2 billones de hectáreas adicionales a la actual superficie boscosa. Sin embargo, a este valor se le debe restar el área ocupada por tierra agropecuaria y urbana que representa 1.4 billones de hectáreas. Los autores alternativamente definen “cobertura boscosa” como la “superficie que esta cubierta por copas de árboles verticalmente proyectados al suelo” (literalmente traducido del inglés), donde media hectárea estaría cubierta por árboles. Según esta definición, el área con capacidad de acoger árboles en el planeta (restando el área concerniente a tierra agropecuaria y zonas urbanas) es de 0.9 billones de hectáreas. Sobre estos resultados, los países con más del 50% de superficie con capacidad de acoger árboles son: Rusia, Estados Unidos, Canada, Australia, Brasil, y China.

Adicionalmente, los autores afirman que bajo efectos de cambio climático bajo escenarios de mediana y alta intensidad (i.e., RCPs 4.5 y 8.5) esta potencial superficie se reducirá en 223 millones de hectáreas, siendo esta reducción mayor en los trópicos. Finalmente, los autores analizan la capacidad de carga de los países que se adhirieron a la iniciativa global que promueve la restauración masiva “Bonn Challenge”. Los autores refirieron que menos del 10% de los países excedieron su compromiso y más del 43% tiene mayor capacidad que la ofrecida.

Refiero dos puntos importantes en la discusión: (1) se ha discutido que el aumento en dióxido de carbono puede aportar favorablemente al crecimiento de los árboles, pero la tasa se crecimiento no necesariamente reflejaría en el aumento en el almacenamiento de las reservas de carbono; (2) Aun si se plantan árboles en las 0.9 billones de hectáreas, los árboles necesitan tiempo para madurar y capturar carbono. Entonces, así si, la restauración sería una solución efectiva para mitigar el cambio climático.


CITA

Bastin, J., Finegold, Y., Garcia, C., & Mollicone, D. (2019). The global tree restoration potential. Science, 365 (6448) pp. 76-7979.




©2019 by ConCiencia - Restauración Forestal. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now